Bitácora del 23 de junio de 2011

La actividad en el Centro Diurno inició a las 9:35 am, lo anterior  se debe en gran medida a que la población de adultos mayores estaba distraída, pues; este día la administración de la institución decidió cambiar algunos muebles de la institución, generando en la población gran expectativa.

Así mismo, la asistencia a la actividad fue mucho menor en relación ha actividades anteriores, las actividades realizadas en primer momento fueron “póngale la cola al burro” y “la nariz al payaso”. El objetivo de estas actividades es promover la actividad física, así como; incentivar a los adultos a ayudarse entre si.

La actividad logró sus objetivos medianamente, pues efectivamente promovió y produjo actividad física en los adultos mayores, no obstante; la cooperación entre ellos en la actividad fue bastante escasa, a excepción de la participación de dos adultos mayores, que son bastante representativos para toda la población, como son los casos de doña Rosa y “Chepe”, a los cuales efectivamente si guiaban.

Luego de esta actividad, se procedió a la merienda de los adultos mayores, al finalizar ese periodo de descanso realizamos un club de lectura, cuya intención era conocer el interés de los adultos mayores en la lectura, además; de promover la reflexión de los participantes en el taller con respecto a las temáticas tratadas en la reflexiones leídas.

Antes de irnos, solicitamos a la administradora la posibilidad de revisar los permisos de los adultos mayores, cabe recordar los permisos son para la toma de fotografías y video en la institución, la administradora los revisó y separó algunos permisos de adultos mayores, que consideran están en la incapacidad de dar una respuesta a este permiso.