Bitácora del 22 de setiembre del 2011

Taller de Baile

Lugar: Centro Diurno de Coronado

Hora: 9-12md

Agenda:

1-    Acomodar el lugar y materiales para el taller

2-    Coreografía de los jóvenes

3-    Baile en conjunto entre adultos mayores y jóvenes

4-    Concurso de baile

5-    Comentarios y experiencias

6-    Pasar listas de asistencia

7-    Ordenar el Centro Diurno

Para este taller se tuvo una comunicación previa con los estudiantes del colegio, se les dio la tarea de preparar una coreografía grupal, con el fin de motivar a los adultos mayores a participar en el baile. Cuando nosotros llegamos al centro diurno lo primero por hacer era acomodar el lugar en semicírculo, esto para ubicar a los adultos mayores con suficiente espacio para su movilidad. Al llegar el grupo de 8 estudiantes al centro diurno les preguntamos si trajeron la coreografía ensayada, pero ellos no la prepararon, por lo tanto, les dimos un margen de 20min para improvisar algo mientras llamamos a los adultos mayores al salón central. Después de haber alistado los materiales, que incluye probar el sonido para el taller, estábamos listos para empezar con media hora de retraso.

Los estudiantes empezaron con algunas coreografías, en ellas bailaban diferentes ritmos musicales para demostrar sus habilidades, y esto a su vez motivará a los adultos mayores a participar más adelante. Después de varias canciones, se les pregunta a los adultos si quieren participar, al principio algunos eran tímidos mientras que otros no podían participar por causas físicas y prefirieron quedarse a ver el taller sentados. Así fue como surgen parejas de baile entre los adultos mayores y los estudiantes, donde se divierten bailando diversos ritmos, y además entretienen a los que no pudieron bailar. A las 10:30 después de varias rondas musicales pasamos al siguiente punto de la agenda, que consistía en hacer un concurso de baile entre las parejas, esto con el fin de motivar la participación de los adultos mayores y escoger la mejor pareja.

Al haber terminado el baile, pasamos a preguntarles a los adultos mayores qué les pareció la actividad, a lo que respondieron que fue muy entretenido participar de una actividad tan bonita, es algo que llena de alegría a cualquiera y los saca de la rutina diaria, a la que están acostumbrados en el centro. Al final del taller se pasaron las listas de asistencia a los estudiantes y adultos mayores, así como el ordenamiento del centro diurno. Cabe resaltar que también nosotros participamos en la actividad, lo que les demuestra a los adultos del centro, que nuestras actividades son un primer paso para mejorar su calidad de vida.

Nos parece que se cumplió el objetivo de formar la integración entre los adultos mayores y los jóvenes, ya que es el inicio de una etapa donde las diferencias de edad no son impedimento para la convivencia. Además, este taller tuvo una asistencia de 25 adultos mayores, número que mantiene la asistencia del taller anterior y supera la del taller de teatro que tenía 17 personas. Se nota primero un aumento en la asistencia de los adultos mayores, y un aumento en su participación, aspecto que mejora las relaciones sociales entre los estudiantes y los adultos mayores.