Ciertamente, la agenda se encuentra retrasada lo que implicaría gestionar mejor los tiempos, sin embargo, en ocasiones tales circunstancias son productos de factores externos los cuales deben ser considerados para prevenir o mitigar la perdida de semanas de trabajo.

Es importante rescatar que nosotros planificamos con nuestros tiempos, sin embargo, como grupo se debe tener en cuenta que las empresas con las cuales se negocia tienen sus propios tiempos.

La planificación de los elementos que servirán al propósito de recaudación de fondos se encuentran bien pensadas, asimismo, sería importante planear una serie de beneficios para las empresas, ya que, ninguna empresa brinda colaboración sin esperar algún beneficio a cambio. Se visualiza que todo lo planeado está dirigido al beneficio del hogar, nos faltó consultar sobre las ganancias que obtendrán las empresas colaboradoras del proyecto.

Se elogia el trabajo de planificación y búsqueda de información de las instituciones, siendo importante para el proceso de negociación, puesto que esto permite conocer aspectos y argumentos con los cuales se puede convencer a las empresas.

La propuesta de taller es muy buena, puesto será una herramienta básica para el mantenimiento del proyecto en el futuro. En tanto, se comprende  el hecho de no ver resultados, pues, para esto se debe esperar el beneplácito de las empresas que deseen participar en el proyecto.

La calificación que otorgamos es un 3, esto se debe a que los tiempos administrativos deben administrarse mejor, sería oportuno que al menos ya se hubiesen realizado los primeros acercamientos a las instituciones por lo menos un contacto previo para conocer la apertura de las empresas u concretar citas para entablar negociaciones.