Proyecto Integración de la Persona Adulta Mayor.

Creando espacios con esencia a oro

UCR

GESTIÓN DE LA INVESTIGACIÓN

Y LA ACCION SOCIAL

2011

Creando espacios con esencia a oro

El jueves 24 de marzo de 2011 el proyecto nació; una aventura, un sueño estaba a punto de iniciar un recorrido que nos llevó a conocernos como compañeros, amigos, y lo más importante nos facilitó estar al tanto de un grupo de adultos mayores del Centro Diurno de la Tercera Edad de Coronado que nos abrieron un espacio para compartir con ellos cada jueves hasta hoy día 24 de noviembre de 2011.

Aquel primer día que llegamos a la institución… los nervios estaban en cada uno de nosotros, era una visita exploratoria, mas, permitió visualizar diferentes situaciones, nuestra primer visita, algo improvisada, generó ese primer acercamiento tan valioso con la población, nuevas interrogantes nacieron en el seno del grupo de investigación.

Recordamos aquellas maratónicas reuniones de horas de horas en la U.C.R, que recuerdos nos traen, muchas veces pasábamos hambre, alguno estaba enfermo, hasta granizos nos cayeron… ¿en donde no nos reunimos?, cualquier lugar estaba bien, todo lo hacíamos por ellos, este proyecto trascendió más allá de lo académico, se convirtió en un reto para cada uno de nosotros.

Llegó el día, 14 de abril de 2011, no había marcha atrás, Xinia conserje de la institución nos dio la bienvenida, ella desde ese momento mostró que era una persona a la cual podíamos acudir cuando fuese necesario, este día aprendimos nuestra primer lección, como ordenar las sillas, sí algo que suena tan sencillo, fue nuestra primer enseñanza, en la vida nunca se deja de aprender.

            ¿Como empezar a conocerlos? , la encuesta ciertamente nos dio el nombre, la edad, no obstante, queríamos conocer a las personas, ver quien estaba detrás de esos rostros que reflejaban alegría con el juego de la bola, con el globo caliente, como se divirtieron bailando, que días aquellos, esos juegos, aquellas mañanas en las que compartíamos, fue la mejor manera de conocerlos.

            Ahora en el grupo surgió una interrogante, ¿seríamos capaces de dar abasto con toda la población adulta mayor de la institución?, en ese momento pensamos en incluir a un grupo de jóvenes que nos ayudara, pero ¿Quiénes?, entonces, la profesora María Eugenia Calvo, guía de la sección 10-1 del Liceo de Coronado nos ofreció esa oportunidad, un grupo de estudiantes serían colaboradores en los talleres, es así, como el 12 de mayo de 2011, entramos en contacto con este grupo de jóvenes caracterizados por sus ganas y energía para con el proyecto.

            Seguimos llevando diferentes actividades cada jueves, una de las más gustadas fue la elaboración de figuras de plastilina, la creatividad mostrada por los adultos mayores dio ideas sobre futuros talleres, observar la alegría y entusiasmo nos motivó, cada día nos compenetrábamos más con los adultos mayores.

El tiempo había pasado, era momento de darle pies y cabeza a los talleres que se aplicarían en la segunda parte del proyecto. ¿Como lograríamos financiar este proyecto?, lo intentamos de muchas maneras, nos perdimos en diferentes zonas del país, buscamos en cada rincón, en muchos lugares: bancos, municipalidad, tiendas, supermercados, cooperativas, asociaciones, pastorales.

En un momento llegamos a pensar que iba ser imposible realizar el proyecto, la impotencia se apoderó del grupo de investigación, a pesar de los esfuerzos no encontrábamos la manera de financiar el proyecto… entonces, decidimos ir donde la profesora Kemly Camacho, ella nos aconsejó, nos motivó a seguir adelante, a no rendirnos, a luchar por el proyecto, gracias a su consejo el proyecto recobró fuerzas.

Algunas puertas se nos cerraron, pero algunos negocios comerciales del cantón, se convirtieron en baluarte de nuestro proyecto, cada aporte fue un granito de arena para que el proyecto fuera una realidad, se los agradecemos, sin sus aportes el proyecto no se hubiera llevado a cabo.

El día llegó, 25 de agosto de 2011, el primer taller del proyecto, Carlos Rubio, cuentacuentos de la Universidad de Costa Rica deleitó a los adultos mayores con su capacidad oratoria y expresión corporal para trasladarnos a cada uno de los cuentos que narraba, nos llevó al mundo de tío Conejo, que travesuras las de este conejo, causó risas su “culito chimao”.

           El 1 de setiembre, el taller de teatro fue el encargado de dar la bienvenida a los jóvenes del Liceo de Coronado. Los estudiantes ejecutaron una obra de teatro “La ratoncita”, ¡que bien lo hicieron¡ llenaron de alegría y dinamismo la sala donde se llevan a cabo los talleres. Los estudiantes son muy creativos, y en conjunto con la población adulta mayor crearon una obra de teatro, compartieron ideas y eso dio como resultado risas, emociones, alegría, como se divirtieron todos ese día,  al final el resultado del juicio pocos lo conocieron, ante todo recordaran como se divirtieron gracias al aporte de todos.

          El 8 de setiembre los adultos y jóvenes compartieron en el taller de tejido, agradecemos a doña Lucy (mamá de Kelvin), por compartir con los adultos y jóvenes su conocimiento en cuanto a técnicas de tejer, su aporte fue significativo e importante.

Que día, hermosas flores crearon los adultos mayores, su capacidad artística con el apoyo de los jóvenes se vio exteriorizada en obras de arte de invaluable valor simbólico. No solo flores crearon, como olvidar el corbatín de don Melvin, que elegancia la de este señor. Ah ¡los lazos de cabello como pasarlos desapercibidos, señoras deslumbraban con su belleza, que momentos, nunca se olvidarán.

Llegó el día de bailar, todos a mover el cuerpo, no importó si sabían bailar o no, jóvenes, adultos, grupo de investigación, el taller de baile a todos levantó de las sillas. El concurso se formó, todos a su ritmo y manera compitieron, unos bailaban más que otros, eso no importaba, la pareja ganadora fue la de doña Mariana y Kevin, así lo eligió la mayoría. Cada pieza de baile, fue un momento en el cual el vínculo entre jóvenes y adultos creció.

El 29 de setiembre de 2011, el taller de mimos entretuvo y permitió la participación de los adultos en diferentes dinámicas y juegos. Es rescatable la labor del grupo de jóvenes de ese día, la planeación se vio reflejada en el éxito del taller, felicitaciones muchachos…  el primer juego hizo que más de uno se pegara un susto, don Jorge,  fue el más entusiasmado, debían realizar movimientos acorde a una secuencia, fue un ejercicio mental y físico muy provechoso.

Que decir de la obra mímica que se realizó, muy bien planeada,  causó expectativa entre la población adulta mayor, emociones, risas, pobre de un mimo, siempre fue golpeado por los demás, alegró de sobremanera a los adultos. Este taller fue de los más aplaudidos y disfrutados.

El taller de juegos de mesa despertó en los adultos mayores la competitividad, como regocijaron con los juegos de mesa, tablero, gran banco, naipes, hicieron el deleite de cada adulto mayor que incursionó en la actividad.  Recordamos como aquellos que no entendían la dinámica de un juego, fácilmente la captaron, los jóvenes interactuaron y compitieron con la población adulta mayor.

El taller de bisutería llevado a cabo en los últimos días de octubre, fue uno de los más aceptados por la población del Centro Diurno. Los productos elaborados estaban caracterizados por una estética envidiable, que capacidad la que tienen los adultos mayores, nunca dejan de sorprendernos.

A inicios del mes de noviembre,  el martes 8 para ser exactos, el taller de confección y decoración de títeres estimuló en los adultos mayores sus destrezas creativas. Que curiosos y originales los títeres creados, fue gratificante ver como en tan poco tiempo, ellos son capaces de diseñar tan hermosas obras artísticas.

Nos llenó de alegría que este taller involucró a la gran mayoría de adultos presentes este día, doña Claudina, doña Rosa, fueron de las más animadas, se mostraron agradecidas con los jóvenes, pues, estaban orgullosas de los títeres que habían creado.

El 10 de noviembre de 2011, los talleres llegaron a su conclusión, el último fue el taller de mascaras, en el taller, la totalidad de los jóvenes del Liceo de Coronado involucrados en el proyecto nos acompañaron, era el que más trabajo demandaba. ¡Que taller¡ fue impresionante ver la calidad de las mascaras elaboradas, el esfuerzo  conjunto rindió sus frutos, las mascaras, pero sobre todo los rostros de los adultos mayores así lo denotaban.

El proyecto concluyó el 24 de noviembre de 2011, con una actividad de cierre en la cual se dio una devolución de resultados a los sectores involucrados en el proyecto.

Para finalizar queremos agradecer a cada empresa que nos ayudó, nombrar a unas cuantas sería injusto, todos nos ayudaron, se les agradece su aporte, fue un granito de arena que sumó para el éxito del proyecto. Muchas gracias, esperamos que su compromiso con la población adulta mayor siga vigente, ellos se los agradecerán.

Agradecer a los estudiantes de la sección 10-1 del Liceo de Coronado que aceptaron  involucrarse en el proyecto. Gracias muchachos y muchachas, su aporte queda vigente en la población del Centro Diurno, esperamos fuera una experiencia gratificante y enriquecedora.

Por último, pero más importante aún, agradecemos a los adultos mayores que nos abrieron las puertas cada jueves, a ellos que nos tuvieron paciencia, que nos motivaban a seguir adelante, a cada uno por sus consejos, ellos saben que son muy importantes para nosotros, los queremos y agradeceremos por siempre haberlos conocido, estarán presentes en nuestras vidas, los recuerdos que nos llevamos son invaluables.

Termina una aventura, un sueño hecho realidad, tantas situaciones que atravesamos por alcanzar un objetivo que se cumplió. Valió la pena el esfuerzo de meses de trabajo, la alegría en cada adulto mayor nos reconforta,  jóvenes y adultos son poblaciones compatibles, es cuestión de crear  espacios con esencia a oro.

Relato de los adultos mayores

Don Enrique

Don Enrique, un adulto mayor de 84 años, oriundo de San Rafael de Coronado, nos cuenta algunas memorias del proyecto.

El proyecto de los estudiantes de la Universidad de Costa Rica procuró brindar a los adultos mayores un espacio de recreación y generar la convivencia con los diferentes grupos de jóvenes de la sección 10-1 del Liceo del Liceo de Coronado.

“Ha sido muy bonita la estancia de ustedes, hemos participado con buenos grupos, nos han dado entretenimiento, todo el tiempo nos han tratado con mucho cariño y nos dan rato de esparcimiento”

Desde marzo del año 2011, hemos compartido con los adultos mayores, durante cuatro meses únicamente asistimos los cuatro estudiantes de la Universidad de Costa Rica, en estos meses disfrutamos de talleres, bailes, compartimos consejos, jugamos; conocimos a la población del Centro Diurno.

“es un momento que nosotros siempre lo esperamos, aprovechamos el tiempo que ustedes nos dedican a nosotros y ayudarles también” si es que ustedes tienen algún trabajo que hacer…darles una visión de lo que viene para adelante, tienen que forjarse duro”

Entre recuerdo y recuerdo, nos comentó sobre el viejo y el nuevo Coronado

Si a nosotros nos tocó duro cuando eran unas aldeas, ahora es más difícil porque es una cuidad Coronado, ya no es un pueblo de calles de piedra, de bueyes y carretas en la calle, ahora son carros, lo más malo que tenemos es la inseguridad…

            Los jóvenes del Liceo de Coronado han sido un punto importante en el desarrollo del proyecto, han tenido un papel protagónico en la ejecución de los talleres del proyecto, el acercamiento entre ambas poblaciones permitió crear vínculos.

            Ellos tienen una buena actitud, se llevan muy bien con el adulto mayor, que yo creo que si ustedes tienen mucho que enseñar a nosotros, yo creo que tienen más que aprender de nosotros porque digamos la universidad se forma con los años y ya nosotros tenemos tantos años, hemos llevado golpe a golpe…ha sido una gran virtud, ahora les toca a ustedes, forjar unas nuevas, mas que todo como se logra detener el deterioro que hay en las persona

            Las palabras de agradecimiento de don Enrique están dirigidas a la experiencia que ellos han tenido, ellos son un sector importante de la sociedad, que siempre que se les tomen en cuenta van a aportar su conocimiento, agradece la participación de  Carlos Rubio, doña Lucy.

            Esos dones que Dios le da a cada uno, los han puesto al servicio de nosotros, creo que todos los que han estado aquí han aprendido de una u otra forma para estar con nosotros, en la participación que han tenido con nosotros, ha sido de mucho agrado

 Los talleres que más le agradaron a don Enrique son aquellos que juegan, en los que otras personas comparten con ellos sus talentos

La canción, la charla, que tiene uno más voluntad, opinión, que a uno lo tomen en cuenta para la toma de decisiones

Las palabras de don Enrique para con los que hemos participado en el proyecto son bienvenidas

Yo les diría que para adelante, que esto no va a parar, muchos caminos escabrosos, muchos obstáculos para vencer y también muchas oportunidades, para crecer, seguir adelante.

Concluyó sus palabras con la siguiente frase, que resume la persona que es don Enrique y espera que nosotros seamos

No se debe trabajar por el dinero, sino por el amor al otro, por la ayuda al ser humano, nadie se va a morir de hambre porque deje de ganarse un cinco menos

Don Melvin

Oriundo de Limón, vive actualmente en Coronado, con sus 76 ha participado durante todo el proyecto

Don Melvin habla de una linda experiencia al recordar aquellos meses atrás donde solo asistían los cuatro muchachos de la universidad, haciendo mención de momentos amenos y la capacidad que tuvieron de mantener la motivación de la audiencia y el interés.

Ese periodo produjo una salida de la rutina, siendo significativo, pues, a los adultos mayores les gusta aprender cosas nuevas.

Era muy agradable, nosotros estábamos a la expectativa esperando el día que ustedes venían, la verdad que cuesta ver jóvenes que se entregan hacernos un poco más llevadera la vida a los de la tercera edad, recuerdo que siempre habían risas, alegría, eran muy amenas siempre se sacaba un ratito para sonreír.

Don Melvin, dedicó este poema a los estudiantes de la U.C.R

Vuelo supremo

Autor: Julián Marchena poeta costarricense


“Quiero vivir la vida aventurera
de los errantes pájaros marinos;
no tener, para ir a otra ribera,
la prosaica visión de los caminos.

Poder volar cuando la tarde muera
entre fugaces lampos ambarinos
y oponer a los raudos torbellinos
el ala fuerte y la mirada fiera.
Huir de todo lo que sea humano;
embriagarme de azul…Ser soberano
de dos inmensidades: mar y cielo,

y cuando sienta el corazón cansado
morir sobre un peñón abandonado
con las alas abiertas para el vuelo.”

La experiencia de compartir con jóvenes del Liceo de Coronado la resume en las siguientes palabras

Compartir con los muchachos del colegio muy bonito, se identificaron pronto con nosotros, hubo camarería, manualidades muy importante para nosotros, ojala que se siga repitiendo.

El taller que más le agradó a este ameno señor fue el de cuentacuentos de Carlos Rubio

Muy bonito el señor de los cuentos, pero, fue flor de un día, estuvieron bonitos, no hubo regularidad, pero, no volvió a aparecer

El punto de vista de don Melvin respecto a los jóvenes esta caracterizado por una retrospectiva acerca de su juventud y una reflexión a partir de eso

Ha habido un gran avance, desde el tiempo que yo me criaba, cuando era un joven a este tiempo, existe más conciencia entre los jóvenes para las personas adultas, antes era viejo cacreco, lo trataban a uno mal Ahora hay una gran cantidad de jóvenes, como ustedes, que sacan tiempo del tiempo y nos vienen a cultivar, eso deja una gran enseñanza para las futuras generaciones, ustedes están sembrando, espero que los que están en el colegio y otras gentes sean una semilla, que las otras personas sigan el ejemplo.

Don Efraín

Proveniente de Turrialba, de 81 años,  este adulto mayor nos agradece por traer algo diferente cada jueves

vale la pena salir de rutina, ver las mismas caras, que perecilla, con ustedes se sale de la rutina porque algo nos traen, nos enseñan, nos ayudan, nos enseñan a convivir

El ha visto en los jóvenes una población dispuesta a ayudarlos y compartir con ellos, convivir armoniosamente

en ustedes he visto y los que vienen del colegio vienen a entrega total, nos ayudan a olvidarnos de que ya somos viejos

Nos expreso su agradecimiento con extractos de poemas


Las abandonadas me dan mucha pena

Como sufren las abandonadas

Que hoy van por el mundo     

Arrastrando un niño

Recordando un hombre

“Como medan pena las llantas usadas

Que ruedan y ruedan siempre gastadas”


Sobre los jóvenes se expresa de la siguiente manera

Excelentes los jóvenes, tantos los hombres como las damas, ellos nos sacan de lo que estamos aquí metidos, nos ponen a vivir en otra dimensión

Elizabeth Valverde

De 86 años, esta señora nos comenta algunas vivencias del proyecto.

“Nos gusta lo que hacen son amables y atentos”

Esta señora, caracterizada por una sonrisa que siempre la acompaña, nos comenta sobre su relación con la población joven

Me gusta conversar con los jóvenes, puedo comunicarles el pasado, conocimiento, experiencias positivas, la educación, el trabajo como costurera es mi vida

El taller que más disfrutó esta señora fue el de los mimos

Mimo muy bueno, se nota que sabían actuar, son unos artistas, se divirtió mucho

Doña Emilce Rojas

Esta señora de 77 años os relata sobre los recuerdos que tiene de los estudiantes del grupo de investigación

“Buenos, les agradecemos, porque diay son personas jóvenes que no tienen  mucha experiencia pero tienen paciencia con el adulto mayor, es bonito porque se distrae uno y algo aprende uno”

Sobre los jóvenes del Liceo de Coronado se expresó de la siguiente manera

Muy bonito, todos muy simpáticos y voluntarios para nosotros, es una alegría, porque uno se siente como acompañado”

El taller que más le agradó a doña Emilce fue el de mascaras

Diay yo no se me emocione por hacer las mascaras, por ahí aprende a hacer algo

Sobre el proyecto se expreso así

Estamos muy agradecidos porque ustedes sacaron su rato para venirnos a enseñar, es una enseñanza, ese entusiasmo que ustedes trajeron aquí

Mariana Rodríguez

Esta señora de 89 años, caracterizada por su amable carácter, vecina de San Rafael de Coronado, nos comenta sobre la experiencia

Yo me siento muy contenta, son muy simpáticos.

Ella nos agradeció de la siguiente manera

El comportamiento que tienen ustedes con nosotros, que son tan estupendos, tan dulces, sean así con los de la casa

Sobre las personas que vinieron a ayudar como Carlos Rubio o doña Lucy, recuerda lo siguiente

Si me gustó mucho, porque a mi me gusta mucho todo eso verdad, que mas bien cuando están haciendo algo ojala volvieran a repetir todo esto

El taller que más le agrado a esta señora fue el de tejido, donde ella hizo flores, las cuales recuerda.

Ella culmino su recuerdo con las siguientes palabras…

Que todos, me siento muy tranquila, son muy cariñosos.

Anuncios